¿Qué será lo que se pretende, unificar o DESCONVOCAR? ¡CIUDADANO COLOMBIANO REACCIONA!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

 66,138 total views

Para nadie es un secreto que Colombia está enfrentando el momento más oscuro en toda su historia como país democrático; el bastión de la democracia en Latinoamérica ha caído, sí, así como suena de fatídico es.
Los ciudadanos están en shock, aún no logran asimilar que en un posible mega fraude electoral su país haya quedado en manos de un presidente que ha sido señalado en repetidas veces como financiado por el narco-régimen venezolano como afirman algunos medios internacionales y personalidades y que recibe órdenes directas de los mismos.

Pero como si esto fuera poco, Colombia está viviendo un proceso por el que ya pasó el vecino país (Venezuela) le están aplicando a los neogranadinos la vacuna Castro-Chavista pero de manera vertiginosa, están haciendo un Copy and Paste del modelo aplicado en la Venezuela de Chávez que heredó Maduro y que ahora tiene filial en la Colombia de Petro.

Es tan perfecta, exacta y bien planeada la aplicación del mismo que ya podemos observar la oposición de bolsillo; que es un fenómeno que va más allá de los llamados enmermelados, que son estos partidos de corriente ideológica inversa al partido de gobierno pero que aun así y pasando por encima de sus valores decidieron ser parte de la fiesta izquierdista de la Casa de Nariño.

La oposición de bolsillo está magistralmente creada en Venezuela por actores políticos de la pseudo-oposición y el régimen, los ciudadanos venezolanos ya a estas alturas los tienen bien identificados y los llaman cómplices; en Colombia ha sido tan abrupto todo el desastre que apenas los ciudadanos han podido reaccionar, en la voz y presencia de un ciudadano llamado Pierre Onzaga quién ha convocado la salida a marchar en las calles de las principales ciudades del país con una afluencia masiva, este colombiano comprometido y preocupado por el destino de su país logró convocar 2 marchas multitudinarias el 26 de septiembre y del 29 de octubre del presente año, con una nueva convocatoria en puertas para este 21 de noviembre.
Aquí en este momento de despertar de la sociedad civil colombiana con toda la fuerza, coraje, mucho amor y compromiso por su país es cuando empiezan a aparecer los actores políticos que conformarían una OPOSICIÓN DE BOLSILLO, esos que se atraviesan y tergiversan lo que se está haciendo a nivel ciudadano, esos que buscan capitalizar el esfuerzo de la ciudadanía comprometida para convertirlo en votos para sí mismo, acostumbrados siempre a jugar en la piscina electorera, capaces de confundir a los ciudadanos en momentos cruciales para lograr beneficios partidistas y personales, están allí presentes con un discurso divisorio solapado, intentando socavar el esfuerzo de los CIUDADANOS que se han tomado el trabajo de organizar la Gran Marcha Nacional con el único fin de capitalizar políticamente la expresión ciudadana, intentan hacer que otras voces tomen liderazgo y hacen convocatorias donde muy pocos asisten dejando en ridículo la figura de oposición ciudadana como sucedió el sábado 19 de noviembre en un evento llamado la gran toma de Bogotá.

 

También podemos ver extrañas actitudes como la tomada por el Dr. Enrique Gómez al interpelar a Pierre Onzaga en la red social Twitter, se le puede ver justificando diálogos con el gobierno cuando todos tenemos muy claro que no hay nada que dialogar, porque esos diálogos que se proponen y que dicen ser inofensivos, solo terminan siendo el puente para que los políticos reciban algún tipo de buen negocio a cambio de tranquilizar y apaciguar el clamor ciudadano que contundentemente se hizo sentir el 26/09 y el 29/10 y que se seguirán sintiendo porque el gobierno actual no cesara es su desmedido proyecto de destrucción del país.

Ciudadanos colombianos están en un momento de la historia donde no se pueden equivocar, donde no se pueden dejar manipular, la sociedad civil no necesita representación política para ser escuchada, sus peticiones son claras, y cuando los políticos se muestran interesados en capitalizar la expresión ciudadana el desenlace es catastrófico , ciudadanos colombianos ustedes ahora mismo están viviendo lo que su país vecino ya vivió y sigue padeciendo, los ciudadanos venezolanos hace más de una década confiaron su expresión y su fuerza en las calles en manos de actores políticos que se decían de oposición, estos los vendieron y los usaron como moneda de oro para negociar con el régimen que cada día los asfixia un poco más.
En Colombia están a tiempo de no caer en ese error, señores ciudadanos la voz es de ustedes, defiéndanla, no permitan que políticos se apoderen de ella o les quiten méritos, no sean la moneda de cambio, por lo menos que esta parte del guion comunista venezolano no se repita en su país, que no haya en Colombia un político como Ramos Allup principal negociador con el régimen de Maduro en nombre de la “oposición” de Venezuela; ya Gustavo Petro se está encargando eficientemente de convertir Colombia en una filial de la tiranía venezolana, sean ustedes ciudadanos desde su espacio intocables incorruptibles, sean quienes digan NO a esas egoístas y nefastas pretensiones politiqueras; ciudadanos colombianos que Dios les proteja y acompañe en la batalla que enfrentan.

Desde The Citizens for the world podríamos tal vez estar pensando mal, pero la evidencia se ve muy clara, nadie desestima el esfuerzo y compromiso ciudadano porque sí, hay trasfondo en ello y es muy oscuro y turbio.